Sobre el Nacionalismo Blanco, Supremacía Blanca y Genocidio

Chase Rachels

Algunas aclaraciones sobre el “nacionalismo blanco”, la “supremacía blanca” y su relación (o más bien su falta) con el genocidio no blanco:

En primer lugar, ser nacionalista blanco implica simplemente poner una prima en los intereses de la gente blanca (permaneciendo el resto constante) debido a un sentimiento más cercano de parentesco con ellos. Por ejemplo, una persona blanca étnicamente europea está en una proximidad genética más cercana con otros blancos que con negros africanos subsaharianos. Cualquiera que sea la razón, tiende a haber mayor confianza entre los miembros de la misma raza que con los miembros de otras razas (de nuevo, permaneciendo el resto constante). Esto tiende a tener efecto en menores costos de transacción dentro de la propia raza, que con miembros de otras razas (ceteris paribus).

Por lo tanto, ¿por qué la gente tiende a sentirse más cómodo personalmente y/o profesionalmente asociarse con la gente de su propia raza? Esto, por supuesto, es totalmente aceptable e incluso elogiado cuando se trata de no blancos. Para ellos, esto es exaltado como un fenómeno hermoso y natural que garantiza la preservación (y con razón, añado). Sin embargo, siempre que los blancos son explícitos, o incluso implícitos, acerca de tal preferencia endogrupal, son condenados como “racistas”, “fascistas”, “xenófobos” y “nazis” que necesitan urgentemente una dosis acumulada de diversidad u ostracismo social. Por supuesto, esta diversidad significa obstaculizar su capacidad de unirse con otros blancos en cualquier capacidad profesional (y a veces personal), mientras que se los integra forzosamente con no-blancos (que son a menudo menos calificados, pero para los izquierdistas, la adición a esa tan llamada “diversidad” supera la productividad perdida y el conflicto generado).

Con respecto a la “supremacía blanca”, uno debe preguntarse qué significa exactamente esto. Como austriacos, reconocemos que el valor es subjetivo. Así, en un sentido muy técnico podemos concluir que los nacionalistas blancos son supremacistas blancos, los nacionalistas negros son supremacistas negros, los nacionalistas mexicanos son supremacistas mexicanos, etc. Sin embargo, una vez que uno elimina el estigma que se le atribuye a esta palabra, puede darse cuenta de que ésta es una posición inofensiva que en última instancia representa una mera preferencia o valoración subjetiva. Si, permaneciendo el resto constante, uno prefiere la compañía de blancos y de asiáticos a los hispanos y a los negros entonces esto implica que uno subjetivamente encuentra a blancos y a asiáticos superiores a los negros y a los hispanos (en su conjunto). Así como los negros que prefieren la compañía de otros negros en vez de blancos, o cualquier otra raza, perciben subjetivamente que los negros son superiores (en su conjunto).

Esto no tiene nada de malo. La raza que uno encuentra superior (en su conjunto) simplemente depende de las características que uno valore. Por ejemplo, un nacionalista/supremacista blanco puede simplemente preferir la combinación única (en promedio) del coeficiente intelectual y testosterona que tienen los blancos por sobre la combinación de estos rasgos cuando se comparan con negros, asiáticos e hispanos. Tal vez un hombre negro prefiere el atletismo que los negros tienden a tener en promedio en comparación con los blancos, etc.

Los nacionalistas/supremacistas blancos también tienden a favorecer valores tradicionales occidentales cuyo número de adherentes es abrumadoramente blanco (por ejemplo, 94% de los libertarios americanos son blancos). Esto puede incluir nociones occidentales de individualismo político, familia nuclear,  ingenio, capitalismo, las comparativamente más bajas preferencias por el presente (time preference) que los blancos desarrollaron (como grupo) debido a los climas más fríos a los que tuvieron que adaptarse por miles de años, etc. No hay absolutamente nada malo en esto.

“Ni la más restrictiva de las políticas inmigratorias ni la más exclusiva forma de segregación tienen nada que ver con el rechazo del librecambio y la adopción del proteccionismo. Del hecho de que no queramos asociarnos ni convivir en el vecindario con alemanes, haitianos, chinos, coreanos, mexicanos, musulmanes, hindúes, católicos, etc., no se sigue que no deseemos comerciar con ellos a distancia. Además, incluso en el caso de que el salario real aumentase como resultado de la inmigración, ello no quiere decir que la inmigración tenga que considerarse «buena», pues la riqueza material no es lo único que importa. En realidad, el «bienestar» y la «riqueza» son algo subjetivo; así, hay quien prefiere niveles materiales de vida inferiores y vivir alejado de cierto tipo de gente, a elevados niveles materiales de vida teniendo aliado a esas personas. Es justamente el carácter absolutamente voluntario de la asociación y la separación humanas -la ausencia de cualquier tipo de integración forzosa-lo que hace posible las relaciones pacíficas -librecambio- entre pueblos racial, étnica, lingüística, religiosa o culturalmente diferentes.”

Hans-Hermann Hoppe, Democracy: The God That Failed.

Finalmente, contrariamente a la propaganda izquierdista, ser un nacionalista/supremacista blanco no implica en modo alguno un deseo de eliminar o conducir un genocidio contra otras razas. Además, no implica el deseo de negar a los no blancos sus propias naciones y tierras con las cuales mantener sus propias civilizaciones respectivas. Ni siquiera implica el deseo de nunca comerciar o hacer negocios con no-blancos. Simplemente revela una preferencia personal y/o profesional para con los miembros de la raza de uno por sobre los miembros de las demás en su conjunto. (obviamente, incluso los nacionalistas/supremacistas blancos pueden respetar y preferir la compañía de un no-blanco excepcional particular, a una persona blanca indeseable).

La idea de fondo es que a veces separar es mejor. La inclusión y la unidad no son virtudes en sí mismas.

Entrada original: https://radicalcapitalist.org/2017/12/04/on-white-nationalism-white-supremacy-and-genocide/

Traducción: Francisco Albanese

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s