Cómo son destruidas las culturas: la experiencia del Black Metal

Brett Stevens

El Black Metal murió de la misma manera en que mueren las civilizaciones: se reemplazó a los que podían entenderlo con quienes podían imitarlo. Esto, sin embargo, fue el resultado final de un proceso anterior, que fue el recambio de los buenos por los mediocres.

Es instructivo para cualquier movimiento, por ejemplo, la Derecha Alternativa, ver cuán rápidamente un género floreciente fue eliminado.

En primer lugar, como un virus moviéndose cerca de su presa, los atacantes se hicieron parecer parte del género. La clones salieron de la gente que quería tomar parte pero no tenía idea cómo inventar la música en un principio. Estos fueron fieles al estilo al comienzo, y entonces comenzaron a bordear el mediocre por defecto de toda la música, los estilos rock/pop.

A continuación, ya era hora de “progresar”. Gente que no podía haber inventado el género, o ni clonarlo, comenzó a hacer música rock espacial que utiliza alguna técnica Black Metal. Esto sedujo a la mayor parte de la audiencia porque era similar a lo que ya escuchaban y escuchaban sus amigos. Límites erosionados.

Entonces, comenzó el asalto de los. Sitios como Wikipedia y Metal Archivos comenzaron a publicar artículos sobre la música que estaban equivocados desde la perspectiva original del género, pero sin duda encajaban en los nuevos híbridos de rock que fueron el resultado del “progreso”. Las ideas originales fueron olvidadas, reemplazadas por ficciones convenientes.

Finalmente, llegó el ejército invasor. Primero hipsters primeros, y luego guerreros de la justicia social, comenzaron adoptando la imaginería y estilos de aspecto personal del género. Compraron algunos de los álbumes clásicos, pero luego pasaron a los nuevos híbridos del rock y hablaron de ellos en sitios populares de música.

En este punto, el género perdió integridad. Las bandas originales vieron que tenían una oportunidad de ganar dinero y retirarse y así empezaron a ventilar a los nuevos híbridos del rock, dando legitimidad percibida al nuevo estilo. Nuevas bandas de recorte, una cada mes, que hacían álbumes “grandiosos y revolucionarios” que no se mantenían por más de unos pocos años.

Y a lo largo de todo esto, la música más vieja fue ignorada por la prensa, pero disfrutada por los fans, muchos de los cuales se encontraron apartando a las imitaciones más nuevas una vez que descubrieron las raíces. Esto causó consternación entre los invasores, que empezaron a avanzar en la narrativa diciendo que lo viejo era malo, “racista” y anticuado.

¿Qué puede hacer un movimiento que no quiere ser asimilado, o convertido en la misma mugre promedio de la que estaba tratando de escapar, para evitar esto? Algunos puntos:

  • Tus partidarios más firmes pueden ser infiltrados.

Cuando los clones de las ideas originales aparecen y parecen estar repitiendo fielmente tales ideas como dogmas, detente y piensa. El entrismo nunca se anuncia. En vez de eso, se camufla, vendiéndose como lo verdadero y cambiando desde el interior.

  • El enemigo está descentralizado.

El problema no son poderes sombríos que te manipulan, sino la debilidad de seres humanos individuales. La gente quiere ser popular, así que sigue tendencias, pero en el proceso de hacer lo que sea, hace la misma cosa de antes porque su mentalidad no ha cambiado.

  • Evitar lo mainstream no ayuda.

El mismo comportamiento y proceso de pensamiento que existe en el mainstream existe en todas partes, porque las personas son débiles y sigue señales sociales más que, digamos, los ideales y conceptos de un género. Buscan nichos diferentes, y luego los convierten en lo mismo.

  • Cuidado con aquéllos que simplificar y hacer declaraciones “autorizadas”.

Los atacantes intentan imponer fuertes fronteras alrededor del género, pero éstas sólo hacen que sea más fácil ser irónicos y rebeldes y violarlas. Los die-hards y los “progresistas” están confabulados, quizás de manera no intencional.

  • Mientras la popularidad aumenta, disminuye la calidad.

Lo bueno a corto plazo es lo opuesto a lo bueno a largo plazo. De lo que toleras, obtienes más. Sin firmes portavoces para que afirmen las ideas originales, estas ideas se adulteran como cuando una franquicia se expande.

En una visión realista de la vida, el éxito es perdición porque lo que sube tiene que bajar. La única manera de permanecer en vuelo es evitar formalizar el género o movimiento, y mantener el diálogo interno con líderes claramente reconocidos que mantienen vivos los principios originales y no están influidos por popularidad. Idealmente, estas personas deben ser independientemente ricas para que no alteren sus ideas para encajar con la audiencia, en lugar de seleccionar a la audiencia por quien entiende las ideas.

Para celebrar los años de metal underground, presentamos The Meek Shall Inherit DeathCompilation (117mb). Éste conmemora muchas de los mejores ideas (perdidas) de un género que informó a la Derecha Alternativa y la contrarrevolución moderna, que desean un futuro mejor mediante la comprensión del pasado.

Entrada original: http://www.amerika.org/science/how-cultures-are-destroyed-the-black-metal-experience/

Traducción por Francisco Albanese.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s